¿CÓMO AHORRAR EN TU SEGURO DE SALUD?

Ahora que empieza el otoño y hay bajadas y subidas de temperaturas, días de lluvia o días de sol que parece que vuelve el verano, los catarros, gripes y demás virus en general están a la orden del día y yo que soy una persona que se resfría con facilidad cada vez que tengo que ir a un especialista (alergólogo o neumólogo) tengo semanas o incluso meses de espera en la Seguridad Social, así que he decidido contratar un seguro privado para poder ir cuando realmente lo necesite.

Lo que me gusta de tener un seguro privado es que puedo elegir el médico al que ir con total libertad y la fecha o la hora para que no me coincida con otras actividades que pueda tener programadas.

Como en cualquier hogar, tengo mis gastos fijos de alquiler, luz, internet, agua… y tampoco puedo pagar las barbaridades que piden algunas compañías, ya que tengo que tener cuidado por si tengo algún imprevisto. Encontré mi seguro privado con el que pago menos de 25€ al mes sin copagos.

Nueva compañía de seguro de salud

Ya había decidido que quería un seguro privado, así que lo primero que hice fue informarme con las grandes compañías que conocía como Adeslas, Sanitas, etc… pero los precios que me daban me parecían súper altos, incluso con la opción de con copago y no me salían las cuentas para llegar a fin de mes, así que me puse a buscar compañías más pequeñas o menos conocidas que ofrecieran un buen servicio.

Pregunté en la oficina y a mis amigos y cada uno me daba una solución distinta, pero siempre bastante cara, así que me puse a indagar por internet y descubrí una nueva compañía, Vivaz, de Línea Directa (¡como mi seguro de coche!). No tenía ni idea de que también tenían una parte de seguro de salud.

Estuve mirando y tienen un cuadro médico súper completo con una lista larguísima de especialistas y centros y también distintas posibilidades de póliza que se adaptan a las posibilidades de cada uno, individual, familiar o incluyendo dental.

 ¿Cómo calcular el seguro de salud?

Es facilísimo, yo me fui a su web y seguí los pasos que me iban apareciendo para hacer la cotización, edad, provincia, etc… y al final me dio el precio a pagar, NO LLEGABA A LOS 25€!  Tenía un par de dudas, así que cuando se pusieron en contacto conmigo las pude resolver. El chico del call center que me atendió fue muy amable y a los pocos días recibí mi tarjeta, así que ya puedo ir al especialista sin tener largas listas de espera.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *