El reconocimiento facial, el Gran Hermano del siglo XXI

El futuro da un poco de miedo. Y más ahora que os enteraréis para qué sirve el reconocimiento facial. Pero lo preocupante es que mientras estás leyendo esto, el futuro ya ha llegado. El futuro ha dejado de ser una entelequia temporal reducida a lo abstracto. La velocidad de los acontecimientos hace que el futuro sea una idea de presente continuo. Todo eso puede sonar muy filosófico. Pero la realidad es que todo aquello que ahora nos imaginamos ciencia ficción, en alguna parte del mundo ya lo están desarrollando. Y un buen ejemplo de ello es la tecnología que permite el reconocimiento facial. El Gran Hermano del siglo XXI ya está entre nosotros.

publicidad segmentada

Lo que era fruto de la imaginación de Steven Spielberg en Minority Report, ya existe. Ya hay supermercados que implantan dispositivos que reconocen tu cara y te proponen aquellos productos que saben que consumes. La publicidad segmentada por personas da muchos pasos hacia adelante gracias a esta tecnología. Un buen ejemplo de ello son los frigoríficos que ofrecen publicidad a medida del consumidor que pasa por delante de ellos. Las marcas prevén una revolución. A través del reconocimiento facial van a poder identificar a sus consumidores, saber quiénes son y qué les interesa. De esta forma podrán apurar mucho mejor sus mensajes promocionales y saber cuáles son las percepciones frente a sus productos.

reconocimiento facial

Esta tecnología también se aplica al mundo de la publicidad y el marketing. Imagínate que tu móvil o tu Smart TV, lea tu cara con una cámara incorporada y transmita a un servidor toda la información de canales o páginas que estás viendo. Esta cantidad de datos serviría a todas las marcas y cadenas de televisión, para ofrecer aquellos contenidos más personalizados. Pero al mismo tiempo aquéllos que mejor les fueran a las marcas. Y probablemente te harán creer que estás viendo lo que quieres tú. Este es el futuro (presente) que nos viene.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *